Libera tu subconsciente de artefactos inservibles

Libera tu subconsciente de artefactos inservibles

La mente es el peaje que el Ser paga para representarse en este plano.
Cuando el Ser se proyecta en este plano, lo hace a través de nuestra mente. Y en la mente tenemos todo tipo de conceptos que el Ser tiene que arrastrar hacia la manifestación.

De tal forma, cuando en tu vida sucedan cosas indeseables, echa un vistazo a los trastos que tienes allí metidos, mira a ver cuánta basura has dejado que se colocara allí, qué creencias del entorno, de la sociedad has permitido que vivan allí, y elimínalas. Si no hubiera en tu mente ningún concepto, ninguna creencia, tu vida sería un fluir de paz, felicidad, amor, armonía… Pero todo esto, que es la naturaleza de tu Ser, se tiene que impregnar de los artefactos que hay en tu mente subconsciente, para fluir desde la dimensión en la que todo ello es realidad hasta el plano de tu vida.

Tu subconsciente es un recipiente; está lleno de «cosas». No son tuyas, han sido inyectadas. Sácalas. Todo lo que hay en tu subconsciente tendrá que representarse en tu realidad. Sácalo, es así de simple. ¿Cómo? Si tu realidad está conformada de todo ello, entonces no hay, por definición, una realidad determinada, por lo tanto, ¡tú la creas! Si ahora estás creando tu realidad con todo eso, por deducción es posible retirarlo y dejar libre el espacio o llenarlo con ideas magníficas de éxito, salud, amor, armonía. Así de simple es. Retira los trastos inservibles y mete cosas bellas. Busca la imagen ideal de tu mundo y olvídate de cómo llegar a él. Tan solo haz esto: amuéblalo con la imagen sostenida de tu concepto de perfección, impregnada de emoción. El constante fluir del Ser dejará de arrastrar lo que hasta ahora ha estado arrastrando, porque ya no estará ahí, y comenzará a arrastrar hacia tu realidad toda la belleza que le has colocado para impregnar su fluir, su naturaleza, con ello.

Recuerda. Tu subconsciente es la vidriera por la que pasa la Luz del Ser. Cuando la Luz del Ser que Eres llegue, desde la dimensión a la que pertenece (a la que perteneces), hasta tu mundo, proyectará el color de la vidriera a través de la cual pasó.

Todo es modificable en tu mundo. Nada impone que tenga que ser así, por más que sea lo que siempre has estado viendo. Lo has estado viendo porque hay un consenso inconsciente de las mentes para darle credibilidad, amparado en que «siempre es de esa manera». Pero tú puedes desmarcarte de ello y crear tu propia realidad individual, basada en tu criterio sin contaminar por el colectivo. El colectivo no es más verdad, solo se hace más fuerte porque se retroalimenta fortaleciéndose al ver en el otro, y en el otro, ayer y anteayer siempre lo mismo. Pero, ahora que ya lo sabes, tú eres libre de permitir que esto forme parte de tu mente, o salga dejando tu mente limpia y a disposición del Ser, o vacía, o «amueblada» con la información que desees ver proyectada en tu mundo, para tu uso y beneficio.

No hay, en el mundo, una ley que sea, por defecto, La Ley de este Mundo, porque este mundo no es una realidad en sí mismo, sino una proyección de realidades individuales. Tu mundo es como tu mente dicte. Si tú no actúas conscientemente, a voluntad, se proyectará en él todo lo que ya está en el colectivo, lo que te dictó tu educación, y con lo que te bombardea constantemente lo que vibra en el entorno. Pero todo ello forma parte de tu realidad tan solo si tú lo permites.

La mente es un recipiente y un canal. Aloja «cosas» que arrastra consigo la Luz del Ser que Eres. Elige conscientemente qué cosas deben ser estas.

Vacía tu mente de trastos viejos, ajenos, sucios, y permítete amueblarla a tu antojo. Vive feliz tu vida. Es tuya. Eres libre, eres el Ser que Eres, perfecto, feliz, vacío. Completo.


Descubrir el significado de las cosas negativas en la vida para liberarse de ellas

No consideres esa cosa (persona, circunstancia) un problema. Considéralo el pasillo hacia la solución de una situación previa que era necesario cambiar.

¿De donde surge esa cosa? ¿Qué tipo de conflicto interno estabas teniendo cuando apareció?

Una vez que hayas identificado la situación previa, averigua cuál es la situación ideal a la que te puede dirigir.

¿Hacia dónde te puede llevar? ¿Qué regalo te puede dar?

Estudia, no de qué te priva, sino lo que te permite esa cosa.

Desde el momento en que lo tengas, mantén siempre en tu mente lo que esa cosa realmente significa.

Con esta práctica, el sufrimiento que te ocasionaba cesará.

 


¿Conocimiento o Conciencia?

Hasta que no cuestionemos lo que hemos adquirido como verdad a través del intelecto, no tendremos acceso a la Verdad Suprema.

Hasta que no liberemos la mente de lo aprendido, no tendremos acceso a la Realidad.

Renunciar a lo aprendido, aunque sea durante un tiempo corto, abre paso a la Verdad.

¿Cultura o sabiduría? Es tu elección.

La primera libera en el mundo. La segunda libera del mundo.

La primera te mantiene en la ilusión, como víctima de ella. La segunda te saca de la ilusión, como artífice de ella.

Cultura pertenece a la sociedad, el mundo. Sabiduría pertenece al Ser, el Todo.

¿Conocimiento o Consciencia?

Graciela Bárbulo
Acceso a Vídeo

Ejercicio para acelerar el proceso del cambio hacia la vibración que Eres

¿Quieres eliminar ciertas cosas de tu vida y agregar otras, pero no sabes de qué forma llevar a cabo el proceso?

Fíjate en que las que quieres añadir son la cara opuesta de las que quieres eliminar.

Quieres eliminar «lo que no es» para agregar «lo que es», con ello quiero decir lo que pertenece o no a tu actual realidad vibratoria.

Eso que ahora está y no deseas entró a formar parte de tu campo vital cuando tú estabas en un nivel de vibración inferior al actual. Tú lo atrajiste. Ahora no te nutre; es más, te drena. Lo que te nutre es justo aquello que hubiera pasado a formar parte de tu realidad si no hubieras atraído eso que ahora vibra más bajo que tú, en la frecuencia que vibrabas en aquel tiempo que lo ingresaste. Pero en aquel momento no estaba visible como una opción, sino tras una serie de circunstancias que elegiste no vivenciar.

No te preocupes. Todo eso es una fantasía. Tiene un principio y un final. Deja de prestarle atención y, aunque siga en tu vida por un tiempo, se irá desactivando poco a poco. Notarás que deja de ejercer presión, que pierde poder.

Ahora bien, ¿qué pasa con lo que deseas atraer? Eso vendrá, y lo hará porque el lugar que deseas que ocupe es el que le pertenece por resonancia con tu vibración actual. Sin embargo, la espera es demasiado larga, ¿verdad? Tú vas más deprisa en tu evolución que la ilusión que has creado. Y sientes desesperación de estar cargando con algo que no te pertenece en el «ahora».

Te propongo un EJERCICIO para acelerar el proceso de cambio. Con sus instrucciones atraerás más rápidamente hacia tu vida la realidad que te pertenece, esa que está en armonía con tu vibración actual:

Visualiza un círculo. En él estará representado todo lo que compone tu realidad: tu visión de ti mismo, tu trabajo, tu casa, tu pareja, tus circunstancias más relevantes, tu salud, tu economía…. Presta atención a todas y cada una de esas cosas. Identifica cada una con un símbolo que la defina.

Ahora tienes un tablero con todas las fichas. Tú eres el tablero. Las fichas son los elementos que juegan en tu vida.

Escoge una ficha, la que represente la realidad que más te molesta. Cógela, en tu visualización, y sácala fuera de la línea que delimita el círculo que tú eres. Una vez fuera, visualiza cómo se diluye su figura. Desaparece. Y ahora, siente… ¿Cómo sientes tu vida sin la realidad que representaba esa ficha en ella? ¡Te has quitado un peso de encima! Siéntete sin ese peso… Cuando hayas completado la sensación de liberación, averigua qué quieres que haya en su lugar. ¿Te vale con quedarte así, o deseas algo en su lugar? ¿Se ha ido una persona nociva y te quedas conforme? ¿Es suficiente con eso o deseas una persona bondadosa en su lugar? ¿Se ha ido una relación tóxica y te quedas muy feliz en su ausencia, o deseas una relación con la que vivir el amor, la empatía, la realización, con la que ser feliz?

Si deseas ingresar algo en su lugar, visualízalo. Pero antes estudia que desde el punto de vista espiritual sea Legítimo. Y, en este caso, lo legítimo se define básicamente por los siguientes principios:

  • No afecta el libre albedrío de otro.
  • Potencia el amor
  • Ofrece poder
  • Permite el desarrollo y la expresión.

Cuando lo tengas definido, visualiza su forma. Entonces, eso se convertirá en una imagen, y finalmente una ficha, que meterás dentro del círculo en el lugar de la que retiraste.

Ahora, recréate en sentirte con ello en tu vida. Respira, respíralo y siente…

Haz esto con todos los elementos, con cada ficha. Saca del tablero la carencia e introduce la abundancia. Saca lo que bloquea, lo que impide, e introduce lo que aporta, lo que es afín en vibración.

(Al realizar este ejercicio, ten en cuenta que la carencia es un «algo»; es decir, si te falta dinero, si te falta amor, si te falta seguridad, no hay un vacío de eso, sino un «algo» que lo sustituye. Identifica qué representa esa carencia, conviértelo en ficha y sácalo fuera del círculo que te representa en la vida).

Todo lo que hay en tu vida responde a lo que tú fuiste en algún momento. El espíritu  evoluciona más rápido que la energía, que le sigue. La conciencia siempre crece más ligera que la materialización de su realidad. Lo que eres ahora está en vías de plasmarse, pero con este ejercicio aceleras el proceso.

Si lo deseas y es legítimo, te pertenece, ya viene camino de tu realidad. Entonces, le puedes dar un impulso.

Lo que deseaste y no coincide con tu vibración actual se está alejando, pero si visualizas que el sitio ya está vacante, que ya se ha ido, acelerarás el proceso.

Es Legítimo este ejercicio. Te pertenece ver realizada la proyección de lo que Eres. El tiempo sutil se acelera y lo material no le sigue al mismo ritmo, por su vibración densa. Está bien, es correcto colaborar desde una dimensión superior para ver representado el resultado de lo que Eres.

Permite al Universo dar los pasos necesarios para reorganizar tu realidad desde lo que ahora representa hasta lo que has solicitado. Es posible que no siempre puedas interpretar correctamente los pasos que la naturaleza da, pero confía en que, independientemente de la apariencia que muestre, son los correctos, y al final tu tablero estará con las piezas elegidas para jugar una vida legítima, consciente y feliz.

 

Graciela Bárbulo