Libérate de tus limitaciones

  • 0

Libérate de tus limitaciones

En este plano, representas lo que tu subconsciente cree que eres.

Sin embargo, tú sabes que Eres más que eso. Tú eres un ser sin limitaciones.

Localiza lo que te hizo sentir indigno hasta el punto en que esa sensación limitante impactó en tu centro emocional y tu subconsciente lo recogió como verdad.

Localiza dentro de ti eso que te limitó.

Si tu realidad es menos que tu ideal de ti mismo, busca en tu memoria, a través de tus emociones, a tus “castradores”.

Elimina a tus castradores de tu interior. Nada que quite valor a una persona está en lo cierto. La única verdad es que tú eres y lo puedes todo. Cualquier tipo de carencia es una ilusión.

Libérate de toda vibración limitante que pueda latir en ti.

Y date cuenta de que tú eres todo potencial. Cuentas con todo lo necesario para ser lo que en cada momento sientas que eres. Si no encuentras los recursos para ser lo que sientes que eres, entonces algo ajeno a ti está actuando a través de ti sin tu conocimiento de ello.

Ahora ya lo sabes. Reconoce lo que te limita e invítalo a irse. Se irá, puesto que necesita tu aceptación para usurpar tu identidad.

Libérate de lo que no eres. Eres todo lo que tu alma siente que es, y, cuando lo aceptas, los recursos aparecen.

Recuerda:

Tu vida es el tablero de juego que contiene todos los pensamientos propios, y los pensamientos ajenos a los que les has dado crédito.

Elige esos pensamientos a voluntad.


  • 0

Descubrir el significado de las cosas negativas en la vida para liberarse de ellas

No consideres esa cosa (persona, circunstancia) un problema. Considéralo el pasillo hacia la solución de una situación previa que era necesario cambiar.

¿De donde surge esa cosa? ¿Qué tipo de conflicto interno estabas teniendo cuando apareció?

Una vez que hayas identificado la situación previa, averigua cuál es la situación ideal a la que te puede dirigir.

¿Hacia dónde te puede llevar? ¿Qué regalo te puede dar?

Estudia, no de qué te priva, sino lo que te permite esa cosa.

Desde el momento en que lo tengas, mantén siempre en tu mente lo que esa cosa realmente significa.

Con esta práctica, el sufrimiento que te ocasionaba cesará.