Nuestra parcela de mente

Nuestra parcela de mente

Lo que tú piensas, de algún modo, es un pensamiento de todos, porque la mente que usas para ello es una mente común a todo el mundo, ya que solo hay Una.

“Sin embargo, cada cual se identifica sólo con una parte. Entonces coge esa parte, le pone un cerco, la siente dentro de sí y decide que le pertenece.

“Al decidir que le pertenece, se identifica con ella y, como consecuencia, necesita protegerla. La hace suya, por lo tanto la integra como parte de sí mismo.

“Eso con lo que te identificas, eso eres tú. Y necesitas protegerlo porque, al ser tú, si algo le pasa, si es atacado, tú eres atacado.

“La manera de protegerlo, de defenderlo implica, inevitablemente, la separación.

“Cada cual va por el mundo con aquello que cree que él es, pensando que si eso desaparece, él también lo hará. De esa forma, el primer objetivo de cada persona es cuidarse mucho de los demás y elegir como compañeros de viaje sólo a aquellas personas que le apoyen, que le afinquen en su error cada vez más. Los que lo hagan así serán sus amigos, por lo menos mientras lo hagan. Los que no, sus enemigos.

“Y lo único que habrá hecho con esta identificación es aislarse, es abrir una brecha. Se habrá identificado con algo que no es nada, que sólo existe en su imaginación y se habrá alejado de lo que verdaderamente existe y le pertenece: su unicidad con los demás.

“Todos, absolutamente todos los problemas provienen de identificaciones erróneas. Y cualquier identificación que se viva a nivel terrenal es errónea.

Extracto de: Conversaciones en la Hoguera del Conocimiento, de Graciela Bárbulo