Ejercicio de Liberación Mental de Conflictos

  • 0

Ejercicio de Liberación Mental de Conflictos

Parece complicado cambiar la aparente realidad únicamente enfocándose en la idea opuesta.

Por eso, la propuesta de este ejercicio se basa en dar cabida al concepto tiempo.

Es, tal vez, difícil que uno se vea como desea mientras la realidad le está mostrando lo contrario, pero es posible crear un espacio de confianza, alentarlo, y dirigirlo hacia un objetivo hasta ahora invisible.

Confía. El universo se encarga de lo necesario para que tu mundo sea como tú deseas. Él únicamente necesita un objetivo.

¿Cuantas cosas impensables han sucedido en tu vida para que ahora sea como es? Mira hacia atrás y comprobarás cómo elementos aparentemente desconectados encajaron como las piezas de un puzzle para lograr un propósito.

Confía. Todo es mente, y tú eres más grande que ella.

 

 


  • 0

¿Quién me entiende?

Category : Poesía

¿Quién me entiende si digo que no hay nada que entender y
nadie preguntando,
y sin embargo necesito que me mires, sonrías
y asientas?

¿Quién, si digo que quiero celebrar contigo
que la soledad no existe?

Yo solo sé que sobre tu mirada despierta mi alma,
y, en el resplandor que estalla
cuando me veo en tus ojos,
amar no tiene identidad,

pero sí océanos.


  • 0

Tu imaginación es tu horizonte

Cuando tú imaginas, eres el arquitecto creando la maqueta de tu próxima realidad.

Cuando tú sigues imaginando esa maqueta, llegará un momento en el que acudirán los aparejadores que la incorporen al mundo fenoménico.

Tus pensamientos son cosas. Ellos existen como sustancia. Si les das energía, esa sustancia y tú os fundiréis en una sola realidad.

Lo que piensas, es, y lo comprobarás si persistes.

Lo que piensas es el camino sobre el que estás haciendo avanzar tus pies. Es un hecho.

Por eso, elige tus pensamientos.

Siempre estás creando. Tu imaginación, no las apariencias ante tus sentidos, es lo que conforma tu realidad.

 


  • 0

Liberarse de las pasiones negativas para sanar

Por: Graciela Bárbulo

 

Estoy convencida de que toda enfermedad se puede curar. Porque curar no es crear, sino revertir lo creado. Curar no es hacer, sino deshacer.

Se trata de, simplemente, devolver el cuerpo a su origen. Si hemos sido capaces de crear sobre el cuerpo una apariencia diferente a su naturaleza, ¿cómo no va a ser posible volver a lo que subyace a esta apariencia?

No hay nada que hacer, solo eliminar. Simplemente permitir que lo que se ha superpuesto como apariencia se disuelva.

Volvamos a la naturaleza de lo que fuimos antes de enfermar. Si es posible, encontremos el punto de inflexión que cambió nuestro estado, y corrijámoslo. Creemos un nuevo pasado, perdonemos, descubramos que simplemente absorbimos una fantasía creada en nuestro mundo emocional, en nuestro estado anímico y psíquico, y sigamos adelante con la ligereza de lo que éramos antes de ese momento.

Volvamos a nuestra naturaleza. Nuestro cuerpo tendrá que adaptarse a lo que realmente somos para que podamos llevarnos a cabo.

Perdona, sigue adelante y vive la vida de tu naturaleza libre de pasiones negativas. Entonces todo lo que necesitas para expresar quien eres tendrá, inevitablemente, que asociarse a quien eres.

Recuerda, nuestro cuerpo y nuestro entorno son respuesta, nunca propuesta.


  • 0

Sobre lo que se percibe como «problema»

Eso es problema porque tú lo envuelves en argumentos que lo definen como problema. Yo no veo problema; no existe eso para mí. Al igual que no existió nunca lo que consideras éxito. El éxito lo fue porque envolviste una circunstancia con argumentos que lo definieron como tal.

Envuelve eso con argumentos de éxito, y en lugar de problema será un éxito. Convierte en disfrute tu proyecto de que se represente como éxito, haz que sea el comienzo de un gran éxito. Eres el dios de todo tu mundo: crea circunstancias que lo conviertan en éxito.

Eso está ahí, en esa apariencia de problema, por error, como reflejo de información no divina, no correcta. Corrige esa información sobre la base de que no es tuya, porque no es de dios. Déjala ir y rodea la circunstancia de éxitos que evidencien que eres dios, y que las cosas no están limitadas a lo que se cree: las cosas escapan de estructuras mentales y condicionamientos. Ve más allá de estos, rompe la mente estructurada y define tu mundo desde todas las posibilidades a tu disposición, porque tú eres quien las crea.

Eres libre por encima de lo estructurado. Elimina conceptos, memorias, y crea tu mundo.

Eres Dios. Lo fuiste para crearlo; sé para borrarlo.

 


  • 2

Visualizar para Co-crear

Visualizar, pero desde el logro.

Y el logro está en la dimensión en la que no se desea, porque ya existe.

Para co-crear hay que convertirse en otro.

@holistigra


  • 0

Tienes tu sueño a un sueño de ti

Es muy fácil.  Recuerda. Acuérdate de cuando sabías que tu vida aún no estaba hecha y te sentías libre para imaginar cómo sería. Ahora puedes actuar igual. Tu vida siempre está en evolución. No te vas a quedar aquí-ahora siempre. Entonces, ¿a dónde te quieres dirigir?

Elige dónde y dirígete allí cuando vayas a tu mente. Vive eso ya. Y no te sientas culpable, tienes el derecho y la capacidad. Tienes el poder.

Eso es el arte de la vida. Crėala.

Sueña. Sueña. Vive tu sueño y tu sueño acabara viviéndote.

Mete tu sueño en ti. El saldrá al mundo y te meterá a ti en él.

Pero sé feliz haciéndolo. Disfrútalo. Como antes. No está más lejos ni es más difícil que entonces.

Tienes tu sueño a un sueño de ti.

(Ver Pin)

  • 0

Solo permite

La puerta de acceso para los regalos del universo es la paz,

nunca la ansiedad.

Pide y Permite que eso llegue a ti.

 

(Ver Pin)

 


  • 0

Lo que hay

Me quemaba la ansiedad. No pude decir una palabra. Solo nos miramos.

Acercó su mano a mi pecho y plantó sobre él su palma. Un dolor profundo me invadió mientras él sujetaba mi espalda cuando mi cuerpo se desvaneció. Finalmente, abrí los ojos y le miré desde un espacio vacío, liviano. La opresión se había ido.

Entonces, alejó su mano y me la mostró, abierta. Un mundo de humo flotaba sobre ella. Miré atentamente y pude distinguir movimiento denso, como si todo se desarrollara dentro de lodo. Aquello había sido antes aire puro, pero un montón de ideas tercas se habían congregado para espesar el espacio. Fijé la vista y me vi a mí misma empujando mi cuerpo sin destino, desnuda, embarrada.

Me dijo: «sopla».

Yo me reí.

—Sopla— repitió. Él no se reía.

Miré de nuevo aquella forma que se contraía y se expandía, y soplé. Mi aliento era luz. El mundo se iluminó. Soplé de nuevo, y vi cómo se iba desvaneciendo en su mano todo aquello. Cuando entendí que eso no era nada, soplé de nuevo, y desapareció.

Me mostró su mano y me dijo: «aquí nunca hubo nada». Señaló mi cuerpo y me dijo: «ahí nunca hubo nada».

—Aquí, ¿hay algo?— pregunté mirando al suelo.

—Eso es lo que hay— contestó.

Graciela Bárbulo

  • 0

El pasado es maleable

La realidad es volátil como duna en el desierto.
El pasado es su espejismo.

Graciela Bárbulo
(Pin)