No pienses hacia atrás. Piensa hacia delante.

No pienses hacia atrás. Piensa hacia delante.

No pienses hacia atrás. Piensa hacia delante.

Se abrirá entonces, ante ti, un horizonte limpio, nuevo. Estarás creando desde cero, como un dios.

La culpa llena la mente de toxinas, y estas se instalan en tu cuerpo y en tu vida.

Atrás solo hay lo que se ha quedado acumulado, lo que no ha fluido. Esto son los tóxicos de las vivencias no digeridas. Lo que vives feliz se mantiene como un proceso liberador.

Olvida la culpa. Cada cual es su propio amo, responsable de lo que acepta sentir. Olvida ayudar compulsivamente; no todo el mundo quiere ayuda, algunos solo buscan alguien que le sirva como depósito para sus miserias. Ayudarles bloquea el propio camino, lo intoxica, e impide al otro despertar a la realidad, amparado en una ayuda que le mantiene encerrado en su miseria.

Libérate de lo tóxico, eso no te lo puse Yo, es todo cosa tuya. Nadie te puede obligar a padecer lo que libremente eliges ser. ¡Elige estar liberado de lo tóxico!

Yo te creé libre, como un canal para Mi experiencia. No te puse límites: Te puse forma, para que, a través de esa forma vivieras una experiencia concreta. Te proveí de emociones y psique, para que te entusiasmaras y comprendieras (recuerda cuando eras pequeño, cuando aún no había un pasado-culpa). Eso fue lo que yo creé para ti. Abandona la culpa, no importan los chantajes ni las amenazas de nadie, ni las que has aprendido a inferirte a ti mismo. Eso es un invento, no te pasará nada, no temas, porque si te doblegas y actúas según la psicología humana, atrapado en las amenazas emocionales o psicológicas, con el propósito de no sentirte culpable, estarás siguiendo en el miedo que surge de la culpa.

Sé valiente, porque valiente es lo que Eres. Eres impulso, vida. Potencial en Libertad.

Yo te creé para vivir a través de ti las posibilidades de un mundo con forma. Yo no percibo lo que tú inventas. Tus problemas para mí son obstáculos que impiden el fluir de mi naturaleza. Para mí no son algo: son nada. Son eso que impide que algo suceda. Para mí son una puerta que mi hijo me cierra a mi propia vida en él.

Si quieres vivirme en ti, abandona todo depósito de pasado (culpa, miedo) y fluye guiado por tus instintos naturales, de ti hacia ti mismo, sin involucrar a nadie más.

En una mente enfocada en el futuro, lo que no es amor es miedo.
En una mente enfocada en el pasado, lo que no es amor es culpa.

Por tanto, la falta de amor, será miedo o culpa en función de donde la ubiquemos:

El miedo paraliza el avance.
La culpa paraliza el avance.

Solo el amor permite el avance.
Solo el amor fluye.

Permíteme Ser a través de ti.
Permítete ser a través de Mí.


Deja un comentario