Si se acabó el sendero de tus sueños

  • 0

Si se acabó el sendero de tus sueños

Ya lo he tenido todo,
todo lo que he añorado en mi camino
por este estrecho mundo.
No me queda más sueño que viajar
lejos de donde el cuerpo aún palpita.

Tal vez tú ya viviste, como yo,
lo que tu sueño creaba día tras día.

¿Y luego qué?
¿Qué pasa cuando acaba el recorrido?

El camino termina y sigues vivo,
lleno de oxígeno, observando los restos
que las huellas dejaron
a tu paso.

Si despiertas, si avanzas hacia donde no hay contraste,
la gente te rehuirá, se mofarán de ti y te harán el vacío.
No te importe. Detrás de ello no hay nada,
solo miedo al temblor de unos cimientos
sostenidos en humo.

He visto amigos irse de mi lado,
cazados por las garras de un destino
invisible, impredecible, despiadado .
Yo no pude hacer nada, se escaparon del mundo
con la agenda repleta de proyectos
y mi mensaje en espera de respuesta.

Cuando acabe el camino
y la hostilidad se alce ante tu huida,
aguanta el tirón; todos somos dioses.
Cada núcleo es el núcleo de lo eterno.
Cada otro es un yo. Hay un relevo
pendiente en una esquina para ellos.

Nunca fui más feliz que ahora que miro
lo que pareció ser y nunca ha sido,
y lo que somos todos.

Si sabes de qué hablo,
si se acabó el sendero de tus sueños,
disfruta,
no sientas desengaño, baila conmigo.
Esta vida está llena de regalos.

Vivir no es un estado pasajero.
La vida es inherente a la existencia.
Y la existencia es la vida que trasciende
la vida,
la muerte,
el sueño de avanzar y el fin del vuelo.

Pero yo quiero
morir antes de irme
porque quiero
nacer antes del fin
del destino marcado en el tablero.


Leave a Reply