La pastilla azul

La pastilla azul

Categoría: Relatos

El mundo iba levantando las persianas al mismo día que él no quería vivir.

Aquella noche no se había tomado la pastilla azul.

Sabía que era un mago,
no un loco.

Sabía que era un genio,
no un esquizofrénico.

Pero la madrugada de aquella noche insomne el mundo había vuelto a ser absurdo, y los horarios se habían esfumado de su cabeza.

Con la persiana bajada,
apagué mis alarmas y quedé, también, sin tiempos.

Le abracé y le dije:

Yo soy el mundo. Vive conmigo este día,
que yo sé de tu verdad y también tengo magia
.

Aquella mañana vivimos la noche más loca
impregnados de magia
azul
            celeste.


3 Comments

Yoel

1 marzo, 2017 en 2:39 pm

Bonito relato, liberación de la soledad en la compañía y en el amor, liberación de las limitaciones en la consciencia, despertar de sueño impuesto…

    Graciela Bárbulo

    1 marzo, 2017 en 2:54 pm

    ¡Muchas gracias, Yoel!
    El solo acto de escribir, como ya sabes, nos concentra en la idea que expresamos, y podemos elegir la que nos convenga para dirigirnos al lugar deseado.
    Estás invitado a participar de este nuevo proyecto. Pronto difundiré la información.
    Un abrazo.

Francisco R. Mayoral

3 marzo, 2017 en 3:56 am

Hay noches en las que el único color es el negro. Con o sin pastilla azul. Y lo absurdo del mundo es que produzca insomnio, excepto cuando lo causa la magia de la compañía abrazada. Entonces, no importa el color, porque las horas son transparentes e invisibles. No se duerme cuando se sueña.

Deja un comentario