Archivo por meses: agosto 2016

Enfermedad y Verdad

Cada enfermedad es el depósito de una emoción.

Y no existe emoción sin juicio; es decir, sin mente.

Entonces, cada enfermedad es el depósito de un juicio. O sea, derivación del pensamiento.

 

No es necesario que se trate de un pensamiento negativo. No necesariamente.

Un fuerte anhelo positivo también se ancla en el cuerpo. Porque tanto positivo como negativo representan la mitad de la verdad. Por lo tanto, cada uno es un algo que sólo puede sobrevivir dentro de la materia, ya que la materia es el tablero de juego de la mente.

 

La verdad es invisible. Cuando se divide, ambas partes se materializan.

 

De tal manera, la aniquilación de la enfermedad requiere valorar lo contrario de lo que esta enfermedad está inmovilizando. ¿Cómo? Soltando eso a lo que nos aferramos, eso que depositamos en nuestro cuerpo, en nuestro mundo, para permitir que la disolución suceda y ambas partes se reúnan como consecuencia del abandono de la manipulación del juicio y, con ello, de todo conflicto resultante.

 

Graciela Bárbulo

El Problema

El problema no está en tu vida, ni en tu cuerpo.

El problema está en tu mente.

Elévate a una Mente Superior que perciba esa mente inferior refugiando el problema,

y elimínalo.

Graciela Bárbulo

Quiero volver a vivir a sangre fría

Categoría: Relatos

Quiero volver a escribir líneas de tinta en un cuaderno, tener tu sonrisa a un centímetro de mi cara, y tus piernas mezcladas con las mías, entre palabras de cualquier asunto irrelevante envueltas en caricias y rodeadas de abrazos.

 

Quiero sentir de nuevo tu aliento en mi cuello, tu espalda en mis labios. Que nos amanezca por sorpresa, y que no importe.

 

Quiero, a tu lado, escribir de otra cosa que no seas tú, en lugar de hacerlo sobre ti en tu ausencia.

 

Quemaría todo lo escrito desde que te colgué el teléfono la última vez por volver al momento en que te dije que no vinieras y, en su lugar, decirte sí.

 

Quiero volver a ese lugar, descolgar el teléfono, escuchar tu voz, y que vayas conmigo.

 

Graciela Bárbulo

Que tu subconsciente no sea tu contrincante, sino tu aliado

Vigila tu subconsciente, no sea que tenga otro plan y te ponga la zancadilla cuando decidas dirigirte a una meta.

El subconsciente es simplemente una programación, y actúa inconsciente, silenciosa y solapadamente. No tiene voluntad, solo inercia.

Pero tú eres la voluntad consciente, vívida, de manera que el timón está en tus manos.

Recuérdalo, el poder es tuyo, porque eres la vida en acción, la voluntad consciente.

Graciela Bárbulo

(Pin)