Modificar el propio mundo

Modificar el propio mundo

Este mundo está conformado por imaginación.  No solo la de cada cual. Todas las mentes se mezclan.

Yo puedo crear desde mi imaginación cosas nuevas en él a voluntad, pero tengo que persistir hasta que la sustancia creada por mí sea más potente que la colectiva.

Lo más accesible para mí es mi mundo privado, y su creación debe realizarse también en privado o con otra mente con la misma proyección.

La mente crea la forma, pero la vitalidad de esa forma se construye desde la emoción que inspira.

La sensación corporal de vivirla, la precipita hacia la materialización. Entonces tenemos todo ello en esta dimensión, de manera que lo creado desde mente, emoción y sensación nos permite la realización de eso mismo, pero ya a través de los sentidos.

La mente es eléctrica. La emoción, magnética. Y la sensación, vital. Todo ello unido crea lo que consideramos realidad, a través de la dualidad de la tercera dimensión.

¿Qué deseas modificar en tu mundo?

Graciela Bárbulo


Deja un comentario